¿Qué es el flujo luminoso o lúmenes?

 

Es la cantidad de luz emitida por una fuente en todas las direcciones o energía radiante de una fuente de luz que produce una sensación luminosa. El lumen sirve para medir el flujo luminoso.

 

¿Cuál es la cantidad de luz requerida según la estancia de nuestro hogar?

 

  • Pasillos: 150  lux
  • Cocinas: entre 300 y 500 lux
  • Baño: entre 200 y 600 lux
  • Salones: entre 100 y 500 lux
  • Zona lectura: 750 lux
  • Dormitorio: entre 300 y 600 lux

Estas medidas son las óptimas, pero todo depende de qué uso se de a la estancia. Por ejemplo, para los baños no es lo mismo lo que se demanda como luz general que la demanda para la zona del espejo.

 

¿Qué es la Iluminancia o Luxes?

 

Es el flujo luminoso recibido por una superficie.

 

¿Qué es la intensidad luminosa o candelas?

 

Es el flujo luminoso emitido por una unidad de ángulo sólido en una dirección determinada.

 

¿Qué es la luminancia o el CD/M2 ?

 

Es la cantidad de flujo luminoso reflectada por una superficie u objeto que recibe el ojo humano. Así pues, podemos afirmar que la luz que vemos es la luminancia.

 

¿Qué es la temperatura de color?

 

La temperatura del color se mide normalmente en grados kelvin y es la referencia para indicar el color de las fuentes luminosas.

 

  • Más de 5000k son colores frios
  • Entre 2600 y 3000 son colores cálidos

 

¿Qué es el IRC o el CRI?

 

Índice de reproducción del color. Mide la calidad de reproducción de los colores. Su valor puedes estar entre 0 y 100, cuanto más alto es mejor reproduce los colores. El sol iluminando a la luz del día tiene un CRI de 100.

  

¿Qué es un LED?

 

Un LED es un diodo emisor de luz, formado por un material semiconductor que al aplicarle una pequeña corriente eléctrica produce luz. La luz emitida por este dispositivo es de un determinado color y no produce calor. A diferencia de los emisores convencionales, el LED no presenta aumento de temperatura.

El color que produce este dispositivo dependerá de los materiales utilizados en su fabricación.

 

La luz LED a veces es llamada luz de estado sólido.

Carecen de gases, filamentos u otros elementos sometidos a desgaste y por ello su vida potencial es mucho mayor que la de otras fuentes luminosas.

 

¿Cuáles son los aspectos claves para la compra LED?

 

  • La calidad de la fuente de luz.
  • La reproducción cromática.
  • La temperatura de color.
  • La disipación del calor generado.
  • Los lumenes / vatio.

 

¿Cuáles son las ventajas del LED?

 

  • Vida útil hasta unas 50.000 horas.
  • Bajo mantenimiento dada su longevidad.
  • No se producen parpadeos en el encendido.
  • Encendido inmediato.
  • La inversión del cambio se amortiza rápido.
  • No producen ruidos.
  • Resistentes a impactos.
  • Se considera producto electrónico por lo que su garantía es de dos años.
  • Su luz es direccional.
  • Funcionamiento óptimo a bajas temperaturas.
  • No emiten calor.
  • Muy versatil, nos sirve para iluminar y decorar.
  • Protegen el medio ambiente.
  • No tienen elementos contaminantes.
  • No emiten rayos UV.
  • No contienen mercurio. 

 

Quiero sustituir mis bombillas por unas LED, ¿qué bombilla de LED compro?

 

Siempre hemos comprado las bombillas en función de los vatios ya que los vatios son proporcionales a la cantidad de luz que emiten. Pero lo que realmente mide la cantidad de luz es el flujo luminoso que viene representado por los lúmenes.

Este dato es el más objetivo a la hora de comparar un tipo de bombilla con otra, y así poder establecer una comparación equitativa.


¿Qué hemos logrado con la tecnología LED?

 

Con menos vatios de consumo conseguimos mayor y mejor luminosidad que con cualquier tipo de bombilla.

 

Debemos intentar respetar el ángulo de emisión de la luz, con el fin de conseguir el mismo efecto que teníamos con la bombilla que sustituimos.  Las bombillas con muchos grados de apertura nos difuminan más la luz que aquellas que sus ángulos son menores. Estas últimas al concentrar más el haz de luz lo focalizan en un punto, se suelen dar más en focos.

 

El color de la luz (temperatura) también es un aspecto a tener en cuenta. La luz cálida nos da un ambiente más agradable y confortables. Es el tono de luz que nos aporta la bombilla incandescente, se usa en hogares, hoteles, comercios…. Por el contrario la luz fría o blanca es la que nos aporta una luz más difusa y de gran calidad. Ideal para oficinas donde se requiere mayor sensación de luz.