Uno de los elementos más importantes en una oficina es la iluminación. Qué duda cabe que si en el entorno de trabajo no hay luz lo suficientemente buena, puede influir de mala manera no solo en la productividad de los trabajadores sino también en algo más importante: su salud. Por eso las empresas no deberían escatimar en gastos a la hora de apostar porque la iluminación en sus oficinas y áreas de trabajo sea la mejor posible. A pesar de ello, que haya que tener una buena iluminación en el trabajo no implica que haya que hacer un gasto mayor, para nada, lo que es necesario es que la iluminación mejor sí, pero sobre todo eficiente. Y para ello no hay nada mejor que la domótica; sin embargo, de nada sirve la tecnología si no se contratan las tarifas más adecuadas.

¿Qué tarifa contratar?

Sin duda, contratar la PVPC en tu oficina puede ser una de las decisiones más acertadas, siempre y cuando - claro está - la instalación eléctrica cumpla todos los requisitos imprescindibles para la contratación de la también conocida como tarifa de último recurso de la luz. Para más información sobre contratar la PVPC, no dudes en echar un vistazo a este artículo: http://pueblosocial.es/contratar-luz/pvpc/. ¡Y recuerda que es un contrato eléctrico que no tiene permanencia, por lo que podrás anularlo siempre que quieras sin ninguna penalización! ¡Sin pedir explicaciones!

¿Cuál es la potencia eléctrica recomendada?

Cambiar la potencia contratada con Iberdrola o con la compañía con la que tengas suscrito el contrato de electricidad puede ser el primer paso para un ahorro. Y es que tanto en Endesa como en Iberdrola la potencia contratada determina el coste del término fijo, de manera que si tu potencia es más alta que la que verdaderamente necesitas, estarás pagando un precio por la electricidad aún mayor del que deberías. En estos casos habría que reducir la potencia; y, por supuesto, si tu consumo debería ser mayor, no dudes en aumentarla todo lo que necesites. ¡Lo importante es estar en la justa medida!

¿En qué me puede ayudar la domótica?

La domótica en el hogar y en la oficina cada vez están más presentes en nuestro día a día, tal y como se desprende de este artículo que analiza la penetración de la misma en España. Pero, ¿en qué puede ayudar exactamente a las oficinas que quiera ahorrar energía y más concretamente a la iluminación? A continuación te contamos algunas de sus prestaciones más útiles: - Puedes controlar la intensidad de las luces conforme a la luz del sol que entra por los ventanales. - Bombillas con detectores de presencia: se apagan completamente cuando no hay nadie. - Puedes regular tu también la intensidad de las luces desde un dispositivo de control remoto. Igualmente la domótica podría permitir el ahorro energético de la calefacción, controlando la temperatura y apagando los radiadores de las estancias que se encuentren vacías y dejando encendidas solo las que sean estrictamente necesarias.