Elegir la iluminación del baño o el aseo puede parecer sencillo, pero no todas las luminarias son apropiadas. En este artículo te contamos en detalle cómo iluminar tu baño correctamente.

Protección contra el agua

La razón principal por la que no todas las luminarias sirven para iluminar nuestro baño es el IP. Este índice mide el grado de protección del producto frente a la humedad y/o el polvo del entorno. Tanto en el baño como en el aseo necesitamos índices de protección mayores que en el resto de nuestro hogar porque evidentemente nos encontramos en una zona con vaho y flujos de agua. Te mostramos en esta gráfica los índices recomendados para cada zona:

¿Luz blanca o luz cálida? Depende del momento del día

Ya vimos anteriormente cómo la temperatura de color afecta a nuestro estado de ánimo y descanso. ¿Cuántas veces te has despertado en mitad de la noche y al ir al baño te has desvelado? Esto se debe sobre todo a que la luz que encendiste era demasiado fría.

Lo mejor es tener varias luminarias con diferentes temperaturas para cada función que ejerzan. La luz general o ambiental del baño debe ser cálida para promover el descanso, mientras que los apliques cerca del espejo necesitan una luz blanca o natural para poder vernos con claridad ante el mismo.

Más de una luminaria: la clave del éxito

Por estos dos factores, planificar la iluminación del aseo requiere más de una fuente de iluminación.

Las iluminaciones fundamentales son: 

Distintos tipos de instalaciones de nuestra Serie LINE

Una luz general en el techo. Te recomendamos una luz difusa que llegue a todos los rincones de la estancia. Esta es mejor que sea neutra para que se adapte a todos los momentos del día, o cálida para relajarnos si disponemos de otras luminarias. Nuestra corona de cristal NILO será la joya que corone tu baño. Este plafón tiene un precioso contraste entre su difusor de vidrio opal y la transparencia del vidrio soplado de calidad que lo rodea. Le dará el último toque fino y lujoso a tu aseo.

luminaespejos. Ante nuestro espejo es crucial poder vernos bien para prepararnos para el día. Te recomendamos colocar dos luminarias a ambos lados de tu espejo. Así no se crearán sombras en tu rostro mientras te maquillas o te afeitas. Dos opciones perfectas son CASPIO y OBI. Sin duda, las líneas puras hacen que estas dos luminarias parezcan suspendidas en el tiempo. Además, el aplique CASPIO tiene dos temperaturas de color, a elegir según tu preferencia antes de su instalación.

Luces complementarias para relajarte. Para generar una atmósfera más relajante, conviene utilizar una iluminación cálida. Te recomendamos AVA, una lámpara colgante que te hará viajar a los felices años 20.  

Nuestra selección para tu baño, recopilada en un catálogo

El cuarto de baño es el espacio que reservamos a nuestros cuidados y belleza, aquel en el que pasamos nuestro momento más íntimo del día. Por eso en Sûlion hemos concebido esta colección de luminarias para honrarlo con elegancia y carácter.

Si estás buscando una forma diferente de iluminar tu cuarto de baño, en nuestro catálogo encontrarás nuevas y originales formas.