Si hablamos de iluminación técnica, hay que hablar de empotrables. Los empotrables son las luminarias arquitectónicas más utilizadas tanto en hogares, como en empresas de cualquier índole.

Son versátiles, se adaptan a cualquier superficie, pueden ocupar espacios muy pequeños, y son en algunos casos invisibles, lo que permite concentrar el foco de luz sobre las piezas o zonas que necesitan ser iluminadas sin atraer la atención sobre la propia luminaria o restar espacio a la estancia.